Pruebas de Irritabilidad y Sensibilidad en Cosméticos

Una de las cosas que el consumidor final no toma en cuenta para la decisión de compra de cosmético, son las pruebas a las que fue sometido para ser autorizada su venta. Inicialmente y de acuerdo a la norma NOM-089-SSA1-1994 Métodos para la determinación del contenido bacteriano en productos de belleza, los productos cosméticos deben estar libres de bacterias y hongos para poder ser comercializadas, lo cual es fundamental no solo para la vida de anaquel del producto, sino para la seguridad del consumidor, ya que la presencia de este tipo de microorganismos puede derivar en problemas de salud en la piel, es por esta razón que los productores responsables hacen sus pruebas y los productos “pirata” o de dudosa procedencia pueden causar daño, es por esto también que los cosméticos deben ser considerados de uso personal (labiales, polvos, máscaras, lápices, etc.) ya que la transmisión de posibles infecciones es factible de persona a persona.
Pero no solo deben realizarse pruebas microbiológicas a los diferentes productos, también es necesario asegurar que éstos no son irritantes para la piel y que el porcentaje de personas sensibles al mismo, son las mínimas posibles. El método que nos permite realizar las pruebas necesarias para la determinación de los índices de irritación ocular primaria dérmica y sensibilización se encuentra especificado en la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos ya que la NOM-039-SSA1-1993 ha sido derogada; éste método permite realizar pruebas tanto en animales como en seres humanos cuando son necesarias y después de las pruebas in vitro, las cuales estudian la citotoxicidad de los productos cosméticos evaluando la destrucción celular, inhibición de crecimiento, integridad o permeabilidad de membrana, así como la acción de los colorantes utilizados.
Los animales son utilizados para realizar pruebas en vivo, poniendo la muestra del producto en contacto con el ojo o la piel del animal para observar cambios visibles y obtener los resultados a través de mediciones visuales. Las pruebas en humanos solo se realizan en piel ya que no puede arriesgarse la integridad de un ojo, la prueba se realiza con parches poniendo en contacto la muestra con la piel y membranas mucosas.
La irritación dérmica es una alteración fisiológica, la cual generalmente puede ser edema (inflamación) o eritema (enrojecimiento) de la piel provocada por algún agente físico, químico o biológico, en este caso por parte de algún cosmético. Por su parte la irritación ocular es la alteración fisiológica de las membranas oculares, las cuales, pueden ser opacidad corneal, quemosis o secreción. Por último, la sensibilización es el proceso por el que las células se hacen más sensibles a la acción de un agente.
Ésta pruebas deben realizarse a todo producto que ostente en su etiqueta la leyendas “no irrita” o “producto hipoalergénico”, si tienen dudas o comentarios, quedamos a sus órdenes.
Q.F.B. Enrique Herrera Guadarrama. ASAP Laboratorio.
Q.F.B. Enrique Herrera Guadarrama
Sin Comentarios

Disculpa, El formulario de comentarios está cerrado en éste momento

})(jQuery)